Efectos del gasolinazo en la economía familiar

Escrito por: Pablo Trejo

quimera

El 28 de diciembre pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) anunció que los tres tipos de gasolina aumentarían 20%. Desde ese día, hasta hoy, las protestas no han parado. A diario, diversos sectores de la sociedad toman casetas, autopistas y gasolineras. El impacto en la economía de las familias es lo que suele explica

este malestar. Por ello, nos parece atinado el que la Universidad Iberoamericana, a través de su Observatorio de Salarios,  presente datos concretos sobre dicho impacto.

El aumento, dijeron las autoridades, se debe al proceso de liberalización de gasolina.  Se trata de una de las acciones de la Reforma Energética que busca acabar con el monopolio de Petróleos Mexicanos (PEMEX) y ofrecer a los ciudadanos un mercado de gasolinas, en el que hasta el momento participan, además de Pemex, Oxxo e Hidrosina. Aquí hay tres puntos importantes:

  1. La liberalización del precio de las gasolinas no correspondía a 2017. De acuerdo con la Reforma Energética, se realizaría en 2018. La explicación de su adelanto, no es económica. No quisieron que ese panorama afecte al proceso electoral de 2018.
  2. El gobierno ya no puede depender de los ingresos petroleros, dado el contexto internacional. Esa diferencia, lo está obteniendo del ISR a personas físicas y a la gasolina. Cuando llegó Peña Nieto, los impuestos a las gasolinas representaba 30 mil millones de pesos, ahora, casi 300 mil millones de pesos. Cada litro de gasolina tiene un impuesto de 4.20 pesos.
  3. Evidentemente, se trata de un negocio, es específico del desarrollo del mercado de las gasolinas. De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Economía, a finales de 2017, la cantidad de franquicias podría ser del doble de las 11 mil 431 que hay actualmente.

Según la Ibero, con el gasolinazo se garantizan dos cosas, la primera, es dar rentabilidad a quien entre al negocio de las gasolineras y luego, la recaudación de impuestos en un momento en el que los ingresos petroleros cayeron drásticamente, del 36 al 8%.

Desde el punto de vista fiscal, el precio de la gasolina podría estar en 11 pesos. Eso sucedería si el gobierno tuviera voluntad de reducir la carga fiscal,  pero no lo hará por que si quita eso, bajará su gasto corriente y ahí están los privilegios de los altos funcionarios, los seguros, los aguinaldos.

El momento elegido para lanzar la liberalización de las gasolinas no es el idóneo: el alza se da cuando apenas inició la recuperación gradual del salario. El drama de todo esto es que el gobierno sabía que la liberalización del precio de la gasolina iba a generar aumentos de precios. Adelantó la liberalización un año y de esa manera anuló el posible impacto al mercado interno que traería el aumento de 7 pesos al salario mínimo.

◦     La relación entre el salario y el gasolinazo contribuye a la sensación de incertidumbre que rodea la economía.

◦     Se prevé que la inflación en México cerrará 2016 cerca del 3.5%, pero con la probabilidad de que continúe la tendencia alcista y quizá llegue hasta el 5% en algún momento del año, para cerrar 2017 en niveles cercanos al 4.5% anual. El incremento en el precio de la gasolina provocará que la inflación mensual en enero sea cercana al 1%.

◦     Es normal, entonces, la actitud de la cúpula empresarial del país (la COPARMEX, el CCE). El incremento salarial ya no les generará beneficios y porque una inflación que posiblemente estará por encima de los previsto, puede ir de 3.9 a 4.9% anual. Eso lo pueden absorber los grandes corporativos, pero los pequeños, tarde o temprano van a quebrar. El efecto en el empleo, que depende en un 95% de las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MiPyME) va a ser demoledor.

◦     El incremento inicial es de 14% para enero, pero se estima que los precios pueden aumentar por región entre el 19 y el 22% en promedio. Entonces, se dice que es multiplicador, dado que todos los sectores de actividad económica requieren de transporte para mover esas mercancías y ese incremento será trasladado a los productores que tienen poco margen de costos y de ganancia. Entonces se trasladará ese aumento al precio de los productos, principalmente los perecederos, los de la canasta básica, dirigidos a la población de ingresos bajos y medios.

◦     Veamos: el 85% de los traslados de mercancía se hace por las carreteras, y al aumentar el precio de la gasolina de manera considerable, es lógico que se dé una cascada de alzas en todos los sentidos.

◦     Las familias desembolsan mensualmente un promedio de 459 pesos en gasolina. Es decir, el 3.6% del gasto promedio de cada mes, que asciende a 12 mil 541 pesos. La cantidad es superior a lo que se costea en los hogares mensualmente en tortillas (227 pesos), bistec de res (116 pesos), huevos (112 pesos) y carne de pollo (82 pesos). Si se toma en cuenta solo a los proveedores del hogar que cuentan preparatoria y carrera terminada, quienes consumen 50% más que el promedio, el gasto medio mensual de la gasolina se eleva a casi el doble: 902 pesos. Ese dinero es equiparable a lo que destinan en total a pagos de luz, agua, internet, teléfono fijo y un teléfono celular con plan: 795 pesos, y sobran aún 107 pesos para otros usarse en otros productos o servicios.

◦     Los aumentos en los productos lácteos -leche, yogures y demás- podrían ser entre 8% y 10%, esto es entre 40 y 60 centavos por litro. El arroz podría elevarse entre 25% y 30%.

◦     En el transporte público, ya se escuchan voces pidiendo audiencia para el ajuste de las tarifas. Por ejemplo, los taxistas de la Ciudad de México anunciaron que en las próximas semanas pedirán al gobierno de Miguel Ángel Mancera autorice un aumento a la tarifa, derivado del incremento a la gasolina. Pedirán que el incremento sea de entre 5 y 20%. Servicios como Uber y Cabify subirán 15% sus servicios.

◦     Sky, operador de televisión de paga, informó que debido al efecto multiplicador de la inflación, la variación del dólar y el incremento en los costos para proveer el servicio, a partir del 3 de enero realizará ajustes en el precio de sus paquetes.

◦     Si bien van nueve días del año, las microempresas han aguantado para no subir costos, pues sí los trasladan no venden, aunque los precios de productos como el aguacate o la tortilla -el insumo básico de los mexicanos-  si se han disparado.

Con el aumento de las gasolinas y con el discurso erróneo que presentó el gobierno, queriéndonos vender que no hay otra salida, la economía entra en una etapa caótica. Están llevando al país a una crisis por la irresponsabilidad y falta de conciencia. Eso es lo más grave.

http://www.elpuntocritico.com/columna-quimera-pablo-trejo/142228-efectos-del-gasolinazo-en-la-econom%C3%ADa-familiar.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s