AMLO en Los Ángeles

Escrito por: Pablo Trejo

quimera

Los símbolos en la sociedad juegan un papel vital, ya que estos representan ideales políticos y culturales. En ese sentido, la palabra migrante hoy representa un símbolo en el discurso político y diplomático mexicano. Los migrantes mexicanos aportan a la economía mexicana más que todos los ingresos petroleros. Pero su importancia hoy es más que económica: se trata del rostro de la dignidad de las personas.

Al menos, eso es lo que puede deducirse del discurso de Andrés Manuel López Obrador, quien acudió a la mítica plaza Olvera -un rincón de México en los Estados Unidos- donde el presidente de MORENA acudió a un acto en defensa de la comunidad mexicana en Estados Unidos. Todo un símbolo, pues. En todo el discurso planeó una idea: el que un mexicano emigre significa que el país no logró darle unas condiciones de vida dignas y que, ahora, con la llegada de Trump, el país está obligado a ver por los suyos.

Se demandará al presidente de los Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas por sostener un discurso de odio.

Se coordinará con académicos y dirigentes sociales, la elaboración del Plan, que servirá de referencia para iniciar la creación de comités en condados y difundir mensajes en pro de la migración mexicana.

La “resistencia civil pacífica” que ha sostenido AMLO desde 2006 entrará también a EEUU. Ya funciona, de hecho, una comisión de MORENA en el estado de California para apoyar a los migrantes. Dicha campaña cuenta con abogados bilingües comprometidos en la defensa de migrantes y una revista, Regeneración, que se repartirá en templos, plazas y supermercados.

La frontera debe ser una zona franca, libre, donde el país pueda potenciar el desarrollo. Ésta, a nuestro juicio, es la propuesta estrella de AMLO. La frontera es un territorio que enfrenta una dinámica muy complicada. EEUU compra siete de cada 10 dólares de producción maquiladora que, a su vez, aporta casi el 70% del PIB de la zona fronteriza. Ahora mismo, parece, a la frontera le vienen dos escenarios, ninguno positivo. En el moderado, el crecimiento bajaría este año del 6.3% de 2016 al 4.1% y la inversión extranjera directa sería de 1,100 millones de dólares frente a los más de 1,200 del año pasado. El más adverso tiene todos los ingredientes que caracterizan a una recesión con mayúsculas: el PIB se contraería un 3,5% y la inversión exterior pasaría a ser de solo 300 millones, una catástrofe para una economía tan dependiente de los flujos de capital.

El mensaje de AMLO, simbólico por tratarse de Los Ángeles, una ciudad que alguna vez fue México, recurrió a la experiencia histórica: a nadie le conviene dos países enemistados. Lo mejor para la frontera es la cooperación.

http://www.elpuntocritico.com/columna-quimera-pablo-trejo/143910-amlo-en-los-%C3%A1ngeles.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s