Infraestructura: aportaciones para el debate

quimera

El Banco Mundial (BM) ha aportado nuevos datos al debate sobre las infraestructuras, gracias al informe:Financiación privada de infraestructuras públicas a través de APPs en América Latina y el Caribe. Según la publicación, hay una nueva era en la región en el tema de las Asociaciones Público Privadas (APP). Estos son algunos datos al respecto:

Ya hay 19 países con un Estado de Derecho que contempla esta figura.

El porcentaje del PIB invertido en las APP aumentó menos que el promedio de crecimiento de la economía regional. Es decir, el volumen de recursos invertidos aún puede crecer, pero atraerlos y usarlos con eficiencia -una necesidad para toda la región- son acciones que dependen de diversos factores.

A pesar de eso, América Latina es la región que menos invierte en el sector -cerca del 2.8% del PIB anual en los últimos seis años-. Así, no queda otra más que atraer nuevos inversores y fortalecer los ya existentes es fundamental para subsanar las deficiencias de infraestructura sin que ello represente un peso aún mayor para los contribuyentes.

Los casos de Chile y México son considerados los más exitosos de la región, especialmente en el sector de transportes, pero México -como ya hemos dicho en otras ocasiones-, tiene el pero de que su inversión representa poco en el PIB. Además, México necesita más transparencia, crear entornos de licitación con mayor competitividad y mejorar los mecanismos de financiamiento de proyectos.

Uno de los factores a mejorar en nuestro país es la legislación y las instituciones del sector -¿quién puede decir que no hay que mejorar a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes después de los escándalos del satélite, del escándalo de Grupo Higa y el de la española OHL-. Sin ello, es como ir a ciegas sobre un precipicio.

México todavía tiene el desafío de mejorar la fase de planificación y preparación de los proyectos. En el país no abundan los estudios socioeconómicos de costo-beneficio de un proyecto. Esto, según el Banco Mundial, acaba resultando en procesos con baja competitividad y en incentivos para renegociar los contratos. Estas pérdidas de eficiencia también causan retrasos costosos en el cierre financiero y, en última instancia, en la entrega final del proyecto. Eso lo sabe cualquier organización que trabaje ahora mismo con el gobierno mexicano. Así, el gobierno debe mejorar su esquema de ministración.

El Banco Mundial destaca otro paso igualmente importante para atraer a más inversores privados: mejorar la capacidad de los bancos para que se vuelvan más activos en la financiación de proyectos.

¿Cómo hacer esto? Principalmente, hay que considerar dos factores:

  1. Hay que tener en cuenta lo que hace falta. Un ejercicioentre lo que existe y lo que es necesario, para enfocar adecuadamente los pocos recursos disponibles para infraestructura.
  2. En ese ejercicio saldrá ladificultad de aumentar la inversión pública en el actual contexto fiscal limitado,con un ajuste de por medio al presupuestoycon una economía enrecuperación lenta,que todavía se encuentra al filo la recesión.

Lo que es una realidad, es que si nuestro gobierno no le da la importancia que se merece a la infraestructura, pronto seremos un país obsoleto con baja productividad y poco valor en capital humano, lo que nos pondría en el cajón de los países rezagados por incompetentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s