El robo de Combustible: sus cifras

CON CHANFLE

En pleno conflicto con los huachicoleros, cabe recordar que el Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República publicó hará poco más de año y medio un estudio sobre el impacto del robo de combustibles en las finanzas públicas.

De los datos que nos muestra el estudio, nos hablan de un esquema pensado para hacer negocio a costa de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

  • En 2015, PEMEX perdía cada hora casi dos millones de pesos por este delito.
  • En 2006, se tenía noticia de 204 tomas clandestinas. Ahora, hay más de 5,200 tomas.

Los hurtos de combustible ocurren de dos formas: una es a través de los ductos de la empresa del Estado y la segunda es mediante el robo de pipas. Para llevar a cabo esta actividad se requiere de gente capacitada y bien enterada de la operación de los ductos.

Los robos se dan principalmente en zonas cercanas a refinerías donde el ducto es perforado sin precaución alguna y luego es conectado a un camión cisterna. La actividad repercuta en el medio ambiente y ha ocasionado incendios en diversas ciudades del país. Las localidades donde el año pasado se encontró el mayor número de tomas se localizan en Tabasco, Veracruz, Guanajuato, Puebla y Jalisco. En promedio cada dos horas se perforan ductos para extraer combustible de manera ilegal y quienes trafican con él obtienen ganancias de hasta 250,000 pesos por cada camión cisterna que venden.

Las pérdidas económicas derivadas de esta actividad ilícita también van al alza. En 2011, el valor de los hurtos de gasolina y diésel ascendió a 4,300 millones de pesos (238.8 millones de dólares) y en 2015 se disparó a 20,645 millones de pesos  (1,119 millones de dólares).

Hay dos formas de robar el combustible: la extracción ilegal del hidrocarburo y el hurto de la pipa. La primera técnica requiere de gente capacitada, con conocimiento de los horarios de operación de los ductos. La segunda requiere los horarios de salida y la ruta de distribución de las pipas.

Los datos del IBD, nos hablan que los recursos por robo de combustibles son superiores al presupuesto asignado a la Secretaría de Energía y al presupuesto de la Cámara de Diputados.

La firma Elekt ha publicado un estudio donde afirma que el 95% de las tomas ilegales de combustibles son producto de la presencia del narcotráfico. La distribución, según estos datos, sería que el 38.88% de las tomas es hecha por Los Zetas; el 21.39% por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); el Cártel del Golfo el 16.34%; los Beltrán Leyva 7.57%; el Cártel de Sinaloa 6.29%; la Familia Michoacana 2.52%; los Caballeros Templarios 1.26%; y el Cártel de Juárez 0.70%.  Al año  Los Zetas obtienen unos 7,000 millones de pesos; mientras que el CJNG obtiene ganancias de poco más de 4,000 millones de pesos.

El robo de combustible retrata a la perfección el mapa de la corrupción en el país. Corrupción de quien ordeña de los ductos (muchas de las veces personal de PEMEX), corrupción de quien se hace de la vista gorda par que el negocio continúe (autoridades de los tres niveles), corrupción de quien traslada, custodia y vende el producto, corrupción de quien lo compra…esa es la realidad mexicana.

Imagen 1

Robo de combustiblesFuente: Diario 24 horas, 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s