Teoría económica y corrupción

CON CHANFLE

En plena campaña por la gubernatura del Estado de México, el célebre Emilio Álvarez Icaza, ex Secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y precandidato independiente a la Presidencia de la República, acusó al Partido Revolucionario Institucional del mayor desfalco en la Historia del país. Si hacemos caso a lo publicado, la línea argumental la investigación iría así:

Desde 2002, se orquestó una red de corrupción para financiar las campañas políticas de los candidatos de ese partido, con empresas como la española OHL y el Grupo Higa. Esta red se montó por la licitación de dos carreteras: el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario. De esta forma, el PRI habría financiado actos electorales en el Estado de México con dinero procedente de obras públicas. La cifra De 90,000 millones de pesos es el monto defraudado a las arcas públicas mexiquenses. Sólo en el caso del Circuito Exterior Mexiquense, el fraude habría ascendido a casi 58,000 millones de pesos: inicialmente la obra fue tasada en 5,600 millones de pesos, pero inexplicablemente, terminó costando 63,200 millones, y acabó desembocando en la emisión de deuda a favor de OHL y a costa del erario.

El fraude radica en que se ha bajado el número de vehículos que atraviesan cada día por el Circuito Exterior Mexiquense. El no reportar exactamente cuántos autos pasan es relevante porque OHL puede operar el Circuito Exterior Mexiquense bajo dos supuestos: hasta que recupere –a través del cobro de cuotas en casetas– lo que gastó en construirlo, más un 10% de ganancias o hasta el año 2051. Entonces, el decir que circulan menos autos de los que realmente lo hacen posibilita que la empresa abandone la administración del Circuito en la fecha pactada y hace, también, que se genere una gran cantidad de dinero en negro, listo para ser utilizado en las campañas.

¿Qué podemos decir de este escándalo? Si bien es cierto, que la motivación está clara, no está del todo claro el efecto que eso podría tener. Lo que está en juego es la confianza ciudadana hacia los propios proyectos de infraestructura. En el caso presentado, lo que está viciado es el proceso de asignación de recursos públicos. Por ejemplo, a partir de esto, todos los proyectos en el estado de México estarán bajo sospecha. Ahí, parece que cuanto más se subestiman los costos de un proyecto, voluntaria o involuntariamente, mayor es su probabilidad de ser implementado. ¿Por qué? Más allá de lo obvio, -lo que se ha repetido por acción u omisión en el caso del Estado de México- el costo terminó siendo muy superior al que es dado en un inicio, ya que se trataba de estimaciones sobre un futuro incierto, el grave problema de fondo es la metodología con la que se fijan los costos de los proyectos de infraestructura. Y aquí nos puede ayudar el pensamiento de Daniel Kanneman, premio Nobel de Economía. Siguiendo sus postulados veremos que hay dos grandes problemas:

El primero está en la planificación: los proyectos no han fijado su valor utilizado lo que se denomina “clase de referencia”. Es decir, los costos no toman como referencia los proyectos similares ejecutados.

Otro gran problema tiene que ver con la evaluación. En los proyectos con incertidumbre, se sabe que los eventos futuros (como por ejemplo, el cuántos coches pasarán todos los días por el Circuito Exterior Mexiquense) no se deben presentar como un valor único, sino como un rango de valores posibles, asociados a la probabilidad de ocurrencia (es decir, hay que presentar una distribución de probabilidad).

En este sentido, resulta importante conocer la variable máxima con respecto al promedio. Como se puede ver, hay mucho que aprender de este tema y desde varios puntos de vista. También es importante ver que las ideas de teoría económica pueden ayudarnos en el combate a la corrupción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s