Petróleo y Ronda 2

Escrito por: Pablo Trejo Pérez

La Reforma Energética está adquiriendo forma. Esta semana, la Secretaría de Energía (SENER) puso a disposición de los inversionistas la segunda ronda de licitaciones, la llamada Ronda 2, que concedió a empresas privadas el derecho de buscar en las reservas nacionales y producir petróleo en México para que lo vendan en el mundo. Los resultados de la Ronda 2, se pueden resumir en:

  • En total, el Gobierno mexicano ha adjudicado 10 de los 15 bloques que salían a subasta, todos ellos de aguas someras situadas en el golfo de México, frente a las costas de los Estados petroleros de Campeche, Tabasco y Veracruz. Según los cálculos oficiales, el potencial productivo de estos bloques está en el entorno de los 170,000 barriles al día. En la actualidad, México bombea dos millones de barriles diarios, 1.4 menos que en 2004 cuando alcanzó su máximo histórico. El objetivo de la ronda es asegurar más de 8,000 millones de dólares de inversión. La inversión total que el gobierno espera obtener por la apertura energética -es decir, por todo el esquema de las Rondas- es de 50 mil 500 millones de dólares.
  • Las grandes firmas europeas fueron las que más interés mostraron por esta ronda: se hicieron con siete de cada 10 áreas adjudicadas. Dentro de las firmas, destacan la italiana Eni, la española Repsol, la francesa Total, la anglo-neerlandesa Shell, la rusa Lukoil y la malasia Petronas. La utilidad media que recibe el Estado por estos contratos rondará el 57% antes de impuestos y el 77% tras añadir cargas fiscales y cuotas.

Hay algo implícitamente positivo: traerán dinero, el problema es que lo hacen muy lentamente. Se puede achacar esta situación al contexto de los precios del petróleo, a los conflictos en el Medio Oriente y demás puntos geopolíticos… pero la realidad es que el esquema de la Reforma Energética funciona a medias. El gran problema -más allá del debate de si se debe abrir la industria o no- son dos:

  1. El gran asunto pendiente sigue siendo el fortalecimiento de PEMEX. Esto no se reduce únicamente a inyectarle mayores recursos. PEMEX sigue sin abordar la cuestión crucial de su sindicato. Por ello. es imprescindible un cambio cultural, similar al que se dio con el Sindicato de Telefonistas. PEMEX tampoco ha asilado nuevos paradigmas de negocio, lo que en el contexto del mundo energético la hace inviable. Ya se ha dicho muchas veces, pero la gran decisión que PEMEX tiene que tomar es si prefiere ser una empresa grande y medio rentable o una más chica y con prospectivas importantes de futuro.
  2. El esquema de las rondas petroleras no ha resuelto uno de los puntos más utilizados por la propaganda gubernamental: la transferencia de tecnología. Mucho se habló de que PEMEX no tiene medios para explotar los yacimientos en aguas profundas o el llamado shale gas, y que para eso eran encesario la participación de los privados. Ahora bien, ¿para qué invertirán las compañías privadas. El gobierno, en lo que va de la reforma energética, ya invirtió 2,500 millones de dólares en tecnología, dinero que se quedaron empresas extranjeras, que justamente son las que no lo necesitan. Aquí, como en otros aspectos del país, también hace falta un cambio de enfoque: hay que buscar que PEMEX y el Instituto del Petróleo se conviertan en generadores de conocimiento, para que el país pasé, así, de consumidor a proveedor de tecnología.

Imagen 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s