Los cambios y el riesgo país

quimera (1)

El riesgo país no es otra cosa que un indicador de la percepción que tienen nuestros acreedores sobre la capacidad para cubrir nuestros compromisos financieros.

Evidentemente, el riesgo país está directamente relacionado con temas sensibles como los cambios en la política, y de manera muy estrecha con personas en específico. Una persona confiable a los ojos internacionales, se traducirá en un mayor nivel de confianza de que cumpliremos nuestras obligaciones. En un sentido es como si habláramos de un “aval moral” del país.

Este concepto se aplica en dos escenarios: el actual y el futuro. En el actual, la presencia de figuras confiables para nuestros acreedores, como sucede con los casos del Secretario de Hacienda y el Gobernador del Banco de México, disminuyen nuestro riesgo país. Imaginemos por un instante que nuestro Secretario de Hacienda fuese Javier Duarte… nuestra calificación de riesgo se iría hasta las nubes.

Por otra parte, está el futuro. Un hándicap en contra de nuestra calificación podría incrementarse si se generan conflictos sociales o desestabilización política. El crecimiento de la violencia, el narcotráfico y la corrupción, afectan constantemente nuestra calificación.

Ahora observando las reacciones de los inversores, el llamado “Riesgo País” en relación a la economía mexicana, otra es la vinculación que emerge.

Así se tiene que la mayor alza en los valores del índice del riesgo país ocurrió en octubre de 2011, en un escenario internacional donde la crisis económica mundial se hallaba en plena explosión, José Antonio Meade llegó a la Secretaría de Hacienda por primera vez. El resultado fue que para gran parte de los inversionistas, calificó el riesgo país a la baja. Y posteriormente a raíz de su salida, hasta su regreso a Hacienda, el indicador fue en aumento, quiere decir que para los inversionistas Meade es una persona confiable.

Pero lo que importa, es que más allá del impacto ha tenido su persona en los índices de confianza sobre la economía del país, son los anuncios y especulaciones referidos a la capacidad o solvencia de pago del país, en ese sentido, hay muchas preocupaciones por el gran crecimiento de la deuda. ¿La salida de Meade logrará disipar esos rumores? La experiencia del paso de Videgaray por Hacienda sugiere que no.

La confianza que tienen los inversores en Meade muestra otro punto fuerte: Meade ha pasado por 5 secretarias, es el hombre más conocedor en este momento de la política pública del gobierno federal.

En Hacienda, se enfrenta a un entorno de crisis, deberá poner todos sus conocimientos en la mesa para lograr sacar adelante a la economía mexicana. El presupuesto de 2018 podría ser su último acto al frente de la Secretaría de Hacienda. Aunque el ajuste no será tan fuerte como el del 2017, presenta unan reducción que impacta el ingreso de estados y municipios, nadie quiere perder parte de su pastel y es ahí donde Meade debe poner la carne al asador, porque finalmente el ajuste presupuestal debe ser compartido. Eso, puede representar un riesgo para su candidatura.

El presupuesto es austero para el 2018, sin embargo se debe rescatar PEMEX, además la deuda se debe controlar, ya no es posible que la deuda sea el impulsor del crecimiento, actualmente representa  el 50% del PIB. La deuda en sí no es mala, pero México se endeuda y además no crece. El tema de la deuda es un punto grave en el gobierno de Peña Nieto.

Por todo lo anterior, la posibilidad de que los poderes fácticos (la mafia del poder como la denomina AMLO), ejerzan su capacidad de influir en las elecciones en México, es muy amplia, y sin duda potencializarán a una figura que les sirva de “aval para el futuro”. Alguien que garantice continuidad en el modelo y que tenga la capacidad de consensar.

Las reformas estatutarias del PRI parecerían jugar en ese sentido. La apertura de las candidaturas a figuras ciudadanas, responde a una estrategia de apertura a figuras que satisfagan los perfiles requeridos por los poderes fácticos. Al hacerlo, la señal es clara: el único frente que garantiza la estabilidad, es el frente emanado del poder y no contra el poder vigente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s