Desigualdad y Educación: ¿Esperando el meteorito? el PRI, ante el abismo

desi

En días pasados falleció Rius, uno de los gran- des caricaturistas (moneros como a él le gustaba definirse) del siglo pasado en México. Su descripción del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dejó grandes frases: … Mejor no pedir perdón, ni permiso.

Sabe mejor lo robado. No le apuestes a la verdad, apuéstale al olvido. Prometemos para ganar, no para cumplir. Al pueblo le gusta que lo engañen. Si ya saben que somos transas, para qué votan por nosotros. El pueblo tiene el gobierno que merece, y ése, somos nosotros. Todas ellas, por supuesto, merecen recordarse ahora que el PRI ha celebrado su Asamblea Nacional.

Buscar la forma de conservar el poder se presume difícil por la pérdida de popularidad de Enrique Peña Nieto, los casos de corrupción de sus gobernadores y la impunidad derivada de éstos. En el ambiente político del país parece flotar la sensación de que, en 2018, ganará cualquiera, menos el candidato del PRI.

Quizá por ello, o a sabiendas de ello, la fórmula que encuentran los priistas para no soltar la silla es permitir que un simpatizante pueda ser aspirante a la Presidencia. La imagen que transmitió la Asamblea Nacional se parece a la de esa caricatura -La edad de hielo- donde un grupo espera la caída del meteorito que destruirá su mundo. La metáfora es válida, dado que en la película, son un grupo de mamuts los que evitan la catástrofe y, por ende, permiten la subsistencia del Jurásico.

Algunos comentarios al respecto:

Al interior del partido han celebrado el cambio de estatutos que permiten la posibilidad de que un simpatizante pueda optar a ser candidato a la Presidencia. Consideran que con ello, el PRI se abre a la sociedad. Pocos dudan que el principal beneficiado de la decisión sea el actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade. Sin embargo, en ese espectro también entrarían el actual jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y el secretario de Educación, Aurelio Nuño.

Meade es el único miembro del gabinete de Peña Nieto que ocupó un cargo, también el del titular de Hacienda, en el anterior gobierno de Felipe Calderón, del derechista Partido Acción Nacional (PAN). Durante este sexenio ha sido también canciller y ha ocupado la cartera de Desarrollo Social. Su imagen alejada de escándalos, corruptelas y tráfico de influencias es bien recibida por el PRI.

El PRI, más allá del papel que puede jugar Peña en la sucesión, debe enfrentar el hecho de que el presidente es un lastre para conseguir quedar- se en Los Pinos. El partido tiene ante sí un reto mayúsculo: se enfrenta no sólo a la pérdida del poder, sino también a la pérdida de la hegemonía en el Legislativo.

La reciente experiencia electoral del PRI es agridulce. Ganó -a regañadientes- el Estado de México, pero entre 2015 y 2017 ha perdido cerca de cinco millones de votos y se ha quedado sin gobiernos claves, como Veracruz o Nuevo León. Las cuotas de poder en Jalisco y el Estado de México las conserva gracias a las alianzas con otros partidos, ya que en seis años perdió casi un millón de votos.

Curiosamente, estos datos son los que dan esperanza al PRI: si consiguieron esos comicios fue gracias a su voto duro (el 30%) y a una oposición fragmentada. Si eso se da en el 2018, podrían continuar en Los Pinos.

Evidentemente, si algo ha dañado la imagen del PRI, no ha sido López Obrador. Más bien han sido dos cosas:

1. Los casos de corrupción, como Javier Duarte o Roberto Borge, a quienes en su día Peña Nieto presentó como “el nuevo PRI”.

2. La percepción ciudadana de que el país se cae a la barranca, en materia de seguridad: los últimos meses han sido los más violentos desde que el partido regresó a Los Pinos.

Los retos al interior del PRI son mayúsculos y hay que estar atentos a la disciplina partidaria. Si la sensación de que se perderá el poder permanece, pronto veremos una gran desbandada.

pablotrejoperez@hotmail.com

0016

Si gustas leer y descargar la publicación de hoy, da click en la portada:

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s