Desigualdad y educación: Las remesas en la economía Nacional

desi

La semana pasada, el Banco de México hizo públicos los datos relativos a la recepción de remesas en el país. Los datos presentados deben verse desde la realidad cambiaria: la apreciación del peso frente al dólar tuvo un efecto indeseado sobre las remesas y, por ello, los envíos crecieron sólo 4.9%. Ahora bien, este dato sería menor sin el impacto de la inflación -superior a 6% en lo que va de año-, que también merma la capacidad real de compra de sus receptores. Sumando este factor a la revalorización del peso, las remesas registran una evolución negativa en el último año.

“México recibió en 2016 más de 28 mil 500 millones de dólares de remesas y a nivel global esos flujos alcanzaron los 445 mil millones de dólares, lo que significó un incremento de 51% en comparación con 2007.

“Sin embargo, las remesas a México en junio cayeron 6.4% frente al mes previo, de acuerdo con información publicada este martes por el Banco de México. El retroceso se da luego de que en mayo los envíos de dinero al país, principalmente desde Estados Unidos, subieron 12%. Los envíos de dinero de mexicanos residentes en el exterior a sus familias repuntaron en julio 9.4% interanual, hasta los 2 mil 460 millones de dólares, en la que constituye la mayor subida para el séptimo mes del año de toda la serie histórica. Las remesas equivalen a 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB).

“Las remesas son, hoy en día, la segunda mayor fuente de divisas, sólo superada por el sector automotriz y por delante del turismo. Muchos estados -Michoacán, Chiapas, Oaxaca, Puebla, Jalisco o el Estado de México- dependen íntegramente de ellas.

“Un dato interesante sobre las remesas tiene que ver con la condición social de los que las reciben en México: 40% tienen una mujer como cabeza de hogar. Casi la mitad no completaron siquiera la educación primaria, y cerca de 50% viven en el campo. Muchos están entre los mexicanos más pobres.

“Lo que explican los datos sobre las remesas es el clima económico en Estados Unidos y la buena marcha del mercado laboral estadounidense: EU creó una media de 185 mil empleos mensuales. A ese factor hay que añadir la incertidumbre de muchos migrantes sobre su futuro en EU tras el reciente aumento de las deportaciones, lo que les lleva a incrementar los montos y a hacer envíos más regulares. Otra explicación tiene que ver, también, con los viajes de mexicanos que viven en Estados Unidos hacia México. En 2016, esos viajes disminuye- ron ante la incertidumbre de si iban a poder regresar (debido a las amenazas del presidente Donald Trump). El gasto que destinaban a viajar a México lo enviaron en forma de remesas.

En todo este debate no hay que olvidar que las remesas tienen un impacto poderoso en la economía familiar y en las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas (MiPyME’s), las remesas sirven para que las familias receptoras financien la creación de micro negocios que complementan el ingreso de la familia, y en muchos casos generan empleo en sus comunidades. Entonces, una forma en la que el gobierno pudiera ayudar a esas familias es facilitando los trámites para esas empresas.

0014

Da click a la portada para visualizar y descargar la versión completa en PDF.

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s