¿A quién beneficia el Frente Amplio?

desi

Además de la madurez política de sus votantes, las democracias más avanzadas tienen, por lo general, una de dos características: o son sistemas bipartidistas, o existe la segunda vuelta. Cualquier otra opción produce usual- mente problemas y gobernantes que muy difícilmente lograrán jamás una mayoría que los apoye.

El sistema mexicano es particularmente pernicioso, en ese sentido. Partidos pequeños que se venden al mejor postor, partidos grandes que, incluso siendo muy parecidos en muchas cosas, se pelean y dividen sus votos, y partidos medianos, como el PRD, que pueden determinar la elección, vendiéndose muy caro. La alianza del PAN y PRD ha sido acusada de todas las cosas. La primera de ellas, por su propia militancia, por la incompatibilidad de principios. Pero hay que tener en cuenta que, aunque en teoría sí son muy distintos y tienen orígenes incluso opuestos, la realidad es que en la práctica gobiernan de modo muy semejante. El PRD ha tendido hacia el centro desde la secesión de Morena, y el PAN, que siempre ha gravitado en torno al centro. Así lo demostraron los gobiernos de Fox y, más aún, Calderón. Ya desde su campaña, éste último había anunciado su disposición a “rebasar a sus adversarios por la izquierda”.

La mayor parte de los programas sociales del PAN fueron compatibles con los objetivos de izquierda. México es un país tan radicalmente inclinado al estatismo y corporativismo de izquierda, que cualquier acercamiento al centro es visto como “derecha” o incluso “extrema derecha”. Entonces, no necesariamente es una alianza tan antinatural la de PAN con PRD, y de hecho lleva años ocurriendo en diversos estados, a veces con buen éxito.

También es cierto que sería más natural una alianza con el PRI, que es su gemelo, del cual se escindieron y con el cual comparten prácticamente todo en cuanto a fundamentos. El PRD no es sino lo que era el ala más (supuestamente) izquierdista del de por sí izquierdista y nacionalista Partido Revolucionario Institucional. Ahora bien, más allá de la cuestión ideológica, tenemos la Realpolitik, la estrategia, el mundo de los votos y las plazas. ¿A quién perjudica y a quién beneficia esta alianza? Según Jorge Zepeda Patterson, a López Obrador le beneficia, dividiendo su voto opositor. Esto parece cierto, pero no es tan fácil asegurarlo.

Lo más conveniente para AMLO hubiera sido, sin duda, una alianza completa con el PRD, misma que él se encargó por años de echar a perder con sus violentas críticas y encontronazos. Si se diera esa alianza, su alta probabilidad de ganar sería ya prácticamente irreversible, a menos que se diera el remoto suceso de una alianza PRI-PAN. Desde la óptica príista, no es descabellado: un enemigo común de esa magnitud, bien lo ameritaría. Ahora bien, diversos analistas creen que no es tan fácil saber a quién beneficiará, y que si la elección queda  en tercios, como en el Estado de México, el PRI puede valerse de sus bases o “voto duro” para vencer a los otros dos contendientes. Y, por supuesto, cabe la posibilidad de que la alianza beneficie nada menos que al PAN e incluso al PRD, que por algo están decidiéndola. Esta opción parece ser la más olvidada y, sin embargo en al menos dos partidos con amplia experiencia la están considerando como el resultado más probable.

Sí el PAN; como parece según las encuestas desde hace ya un tiempo, será el adversario más fuerte de AMLO; esta alianza podría decidir la contienda a favor del blanquiazul y sus aliados. Por otro lado, el PRD está muy deteriorado en todos los sentidos y esta alianza le hará perder, probablemente, más militantes que nunca, los cuales evidentemente se trasladarían a Morena.

Y, por supuesto, AMLO pretenderá haber confirmado su ya tradicional discurso de que representan “la mafia del poder”. Es imposible, en este punto, saber qué va a pasar o a quién beneficiará el Frente. Si la alianza logra presentar a un candidato fuerte y no se cometen errores en la campaña, podría ser la primera vez que, formalmente, el PRD ocupe la presidencia … aunque sea una victoria compartida.

 PAN Y PRD DESCARTAN ALIANZA EN EL ESTADO MÉXICO

Ricardo Anaya PAN y Alejandra Barrales PRD. Juntos en Frente Opositor para 2018

0015

Para descargar la edición completa del periódico Unomásuno. Dar click en la portada

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s