CDMX el 5to Informe

CON CHANFLE

El fin de semana pasado, ante el pleno de la Asamblea, el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, presentó su quinto Informe de gobierno. Fue en realidad, la presentación del Frente Amplio, pues ahí estuvieron Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y él. A todos se les presupone candidatos a puestos de elección popular el próximo año. Por ello, más que un informe, Mancera habló de las virtudes del Frente. Se inició así, un camino que terminará en las elecciones presidenciales. El mensaje sonó un poco a despedida. En ese sentido, Mancera -que solicitará licencia a cargo a finales de octubre para buscar la candidatura del Frente- deja testimonio de que su deseo para lograr un cambio verdadero en México es lo que ha sucedido estos cinco años en la Ciudad. Entonces, desde nuestro punto de vista, es interesante

La Ciudad de México es una urbe que ha privilegiado las relaciones productivas, por encima de los enfrentamientos estériles. La capital actualmente es el lugar más humano y habitable del país, en palabras del jefe de Gobierno. No hay favoritismos, sino mujeres y hombres libres. Un espacio de inclusión, de convivencia y de amplitud. La visión de Mancera siempre ha sido alejar su administración de los problemas y que sea eficaz al momento de resolver los problemas del día a día. Esa filosofía encaja muy bien con la idea del Frente Amplio, pues el gobierno debe privilegiar el beneficio común, la igualdad, el consenso social, el interés colectivo y el desarrollo compartido.

En términos del modelo de gobierno, Mancera ha aportado su experiencia como abogado. Programas emblemáticos como los comedores comunitarios, el mejoramiento barrial, la pensión universal a los adultos mayores y muchos más, tienen hoy un resguardo jurídico importante que harán más difícil el hecho de que algún día esos derechos dejen de ejercerse.

También ha innovado en la creación de programas, principalmente con “El Médico En Tu Casa”, que ya se replica en 14 estados y 13 países.

Al combate a la inseguridad en la Ciudad de México, si bien ha estado en la coyuntura, Mancera le ha apostado al mejoramiento de la infraestructura: compra de patrullas híbridas para la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), mil nuevas plazas de policía, la construcción de un nuevo edificio en la estación central del Heroico Cuerpo de Bomberos, así como la sustitución de ocho mil cámaras de vigilancia operadas por el Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano, C5. Sin embargo, recordó que cuando tomó el cargo en 2012, en la ciudad se cometían poco menos de 48 mil 430 delitos de alto impacto y al cierre de 2016 se tienen registrados 28 mil 100 hechos delictivos.

También asumió sus decisiones más controvertidas, como el desalojo del Zócalo o el incremento de dos pesos en el boleto del metro. Sobre este punto, sostuvo que el aumento ha sido fundamental para revertir la condena que pesaba sobre el Metro. Basta recordar que había 105 trenes, una enorme falta de refacciones, de equipo y por supuesto, cero posibilidades de inversión. Se trata ahora de dotar al metro de la tecnología de punta, y con criterios de accesibilidad que no fueron concebidos en su origen.

¿Entonces? Ya lo hemos dicho en otras ocasiones: el principal problema es que no sabe comunicar. Cualquier persona puede hacer algo maravilloso, pero si lo comunica mal, el resultado es contraproducente. Y justamente eso es lo que sucede. No se ha tenido en cuenta aquella máxima de Benjamín Franklin, quien sostenía que no basta con decir una cosa correcta en el lugar correcto, es mejor todavía pensar en no decir algo incorrecto en un momento tentador. En ese sentido, como recuerdan los planteamientos de Cinthia Lazcano, si Mancera aspira a liderar el Frente Amplio debe aprender a usar efectivamente las técnicas de comunicación.

Analizar el contexto y el momento. Comunicar eficazmente no es sencillo y requiere amplios conocimientos. Debe tenerse en cuenta que se presentarán temas sensibles y que seguramente no se podrá complacer a todo el mundo. El mejor ejemplo de ello fue el Hoy No Circula, que afectó directamente a los ciudadanos. Mancera cargó el costo, pero quien comunicó fue el gobierno federal.

Estructurar el discurso y dar argumentos. Mancera nunca ha tenido en claro cuál es el mensaje clave que quiere transmitir. Recordemos el caso del silbato, con la burla que ocasionó en redes sociales. Nunca se explicó el antecedente ni el contexto. Tampoco se generaron argumentos para justificar la decisión que se tomó. El cómo desarrollar las ideas es fundamental.

Medir el impacto. De nuevo, el ejemplo del silbato. ¿Alguien se preguntó qué nombre se le daría a la iniciativa? ¿Se prestaba a juego, a doble sentido -tal como termino sucediendo? ¿Qué hashtag podría tener?

Esto quiere decir que alguien debe pensar en el impacto que generará lo que se quiere comunicar. También, debe hacerse lo posible por imaginar el cómo se replicará y a quién se quiere llegar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s