La Condusef entierra las tandas del Presidente

desi

Hace un par de días, en Chiapas, el presidente Peña Nieto compartió con los asistentes a un evento público, lo que consideró una magnífica idea para reconstruir el país, la cual viniendo de quien viene, podría adquirir el nivel de una propuesta de política pública federal. El Mandatario esbozó su propuesta al decir: “creo que si se organizan, a modo de tandas, como suele decirse, se organizan cuatro familias y deciden entre todos construir la primera casa, se sortean la de quién, luego la que sigue y la que sigue, y así las cuatro casas”.

Llevo algunas horas tratando de digerir la declaración y no termino de comprender las razones para manipular la necesidad de los afectados para recibir apoyos con el uso de un lenguaje aparentemente cercano para los mexicanos, pero que en el fondo evidencia la falta de seriedad y compromiso del gobierno con la reconstrucción. La declaración deja al descubierto sus verdaderas intenciones a través del uso de palabras cercanas a la gente como “organizan, familias, entre todos, construir y tandas”, que final- mente parecen anunciar la idea de “ustedes pueden solos”.

Curiosamente, esta semana, el connotado lingüista español Alex Grijelmo nos recordó en el diario El País, que, en el mejor de los sentidos, “las palabras forman el alma del diálogo, designan la realidad, construyen la convivencia. Si nos fallan las palabras, todo se derrumba. Las palabras son el acuerdo mínimo a partir del cual se construyen los demás”. Las palabras del Presidente, ¿construyen esperanza, convivencia y son el alma del diálogo?, o por el contrario, ¿distorsionan la realidad, aíslan a los damnificados y derrumban sus esperanzas de ayuda gubernamental, dejándolos a su suerte para que refunden sus vidas a través de tandas?

Al buscar en la red el significado exacto de la palabra “tanda”, me encontré en la página oficial de la Condusef (www.gob.mx/condusef), siete aspectos negativos sobre las tandas que contradicen abiertamente la propuesta del Presidente:

1. Tu dinero se puede devaluar, pues si incrementan los precios durante el tiempo en que éste se encuentre en la tanda, al final se habrá depreciado.

2. Puede ser que simplemente un día no recibas noticias de la tanda y ya hayan puesto “pies en polvorosa” con tu dinero.

3. Con la tanda no obtienes rendimientos de tu dinero, es solamente un ahorro que pones en otras manos.

4. La organizadora te dice que no te va a poder pagar, porque a uno de sus “hijitos” le pasó algo y ya no pudo completar, ahora tendrás que esperar, a ver si te pagan.

5. Si incumples en los pagos, inmedia- tamente comenzarán los cobros y los reclamos.

6. Los números no te favorecen si no eres muy amigo de quien organiza, por lo que te mandan hasta el final de los parti- cipantes, de esta manera “jinetearán” tu dinero.

7. Comienzan a incumplir con los pagos y se rumora que saldrán participantes. ¡Tú llevas más de la mitad de la tanda!

¿Manipulación? ¿Ocurrencia? ¿Ignorancia? ¿Perversidad? ¿Ingenuidad?

Saque usted sus conclusiones.

0014

Da click en la portada para descargar la edición completa del Unomásuno:

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s