Hacer negocios en México

desi

El término de la segunda guerra mundial, las urgentes necesidades de reconstrucción en muchas partes devastadas por el conflicto, motivaron el surgimiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, que una vez concluidos sus objetivos se transformó en lo que hoy conocemos como el Banco Mundial, un organismo multilateral pro- motor de la globalización y el crecimiento, como mecanismos para erradicar la pobreza.

El Banco Mundial, elabora estudios periódicos sobre políticas públicas y acciones regulatorias de los gobiernos, con el objetivo de proponer medidas que sirvan para que los países puedan focalizar sus esfuerzos en la mejora de aquellos tópicos que obstaculizan sus posibilidades de crecimiento y de redistribución de la riqueza.

Uno de esos estudios es el denominado “haciendo negocios”, cuya primera edición acaba de cumplir 15 años, y que persigue como principal objetivo analizar y comparar la normatividad que regula las actividades de las pequeñas y medianas empresas locales en 189 países del mundo, lo que podemos entender como la facilidad que se tiene para hacer negocios en esos lugares.

¿Cómo podemos medir la facilidad para hacer negocios? La respuesta parece simple: comparando nueve indicadores que van desde la facilidad para abrir un negocio, los requisitos para obtener permisos de construcción, la complejidad para generar un contrato de energía eléctrica, para registrar propiedades, obtener créditos, proteger las inversiones, pagar impuestos, para poder exportar e importar y el grado de cumplimiento de los contratos en el país; es decir, todas las situaciones normales que vive cualquier empresa en cualquier país.

En el ranking de este año, nuestro país descendió dos lugares para ocupar el puesto 49, con una puntuación global de de 72.27. Si analizamos rubro por rubro, nos queda claro, que sólo uno de los nueve indicadores, nos salva el promedio. En el capítulo “obtención de un crédito”, logramos el sexto lugar global. De no ser por eso, seguramente rondaríamos en una posición mucho más cercana al 100 que al 50. Y si no, revisemos los otros rubros: “pago de impuestos”, somos la posición número 115; “registro de propiedades” somos el lugar 99; “obtención de un contrato de electricidad”, 92; “facilidades para abrir un negocio”, 90; y en “obtención de permisos de construcción”, 87.

Al interior de nuestro país, el mejor clima para hacer negocios lo encontramos en las ciudades de Aguascalientes, Tlalnepantla y Colima respectivamente. En contraparte, los peores lugares para hacer negocios son Acapulco, la Ciudad de México y Oaxaca.

Por tema específico, el lugar en donde es más fácil y barato abrir un negocio en México, es en la ciudad de Monterrey; en donde se pueden obtener de manera más sencilla permisos de construcción es en Colima; a donde se pueden registrar propiedades más rápidamente es en Aguascalientes y en donde mejor se cumplen los contratos, es en Tlalnepantla.

Finalmente, quiero destacar un dato: la Ciudad de México es el peor lugar para el manejo de los permisos de construcción en nuestro país (32). Dato poco alentador en la época en que vivimos.

0013

Da click en la portada para descargar la versión completa del periódico Unomásuno:

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s