Los costos y beneficios de traer la fórmula 1 a México

quimera (1)

Como ha sucedido en los últimos años, el fin de semana de muertos en nuestro país recibimos la visita del serial de automovilismo más importante del mundo, la Fórmula 1. Al respecto, mucho se ha especulado sobre los costos requeridos para financiar un evento de tal magnitud, y a pesar de que no existen cifras oficiales, se pueden hacer estimaciones a través de lo que algunas fuentes especializadas calculan y a lo reportado por otros grandes premios que han tomado la decisión de hacer públicos los costos de organizar sus Grandes Premios.

Comenzando con las instalaciones, se calcula que adecuar la pista a los requerimientos de la FIA y de la F1 Management, tuvo un costo inicial cercano a los 60 millones de dólares, cuyo financiamiento será absorbido a razón de 10 millones por año. Adicionalmente, el mantenimiento anual de la misma cuesta entre 20 y 25 millones de dólares; a ello habría que agregar la inversión en la Ciudad Deportiva y sus alrededores, que se estima en 15 millones de dólares. Tan solo en infraestructura, la inversión anual podría ascender a los 50 millones de dólares.

A ello hay que sumar el pago de los derechos por albergar la carrera, que son aproximadamente de 50 millones de dólares por año. Para la difusión del evento en México y en el mundo, la inversión en publicidad se calcula en 25 millones de dólares.

En cifras aproximadas, organizar cada carrera de Fórmula 1 en México requiere de al menos 125 millones de dólares. Dado que en esa inversión participan los 3 niveles de gobierno, cabe preguntar si esa inversión es lo suficientemente rentable como para mantenerla en los años venideros.

Para responder esa pregunta, es necesario hacer un recuento de los beneficios que arroja el evento cada año. Diversas fuentes coinciden en señalar que el Gran Premio de México genera alrededor de 18 mil empleos directos y una derrama económica por ocupación hotelera, consumos en restaurantes y en general por el turismo, de aproximadamente 450 millones de dólares. En teoría, una recuperación de tres veces lo invertido.

Adicional a los beneficios económicos, la exposición de nuestro país a una audiencia televisiva calculada en 400 millones de espectadores, representa una gran oportunidad para la difusión turística y la sensación de un buen ambiente para los negocios. Basta con mencionar que, de las 110 marcas principales de patrocinio en la F1, al menos 52 tienen presencia en nuestro país. De ahí la importancia de nuestro mercado a nivel global.

La presencia de la F1 en nuestro país ha resultado un gran acierto tanto en lo comercial como en lo deportivo y en este año en especial ha contribuido a levantar el ánimo tan decaído que nos dejaron los sinsabores del sismo. Está claro que cuando los dineros públicos se emplean adecuadamente, pueden generar efectos multiplicadores, tanto en la generación de ingresos para nuestra economía, como de la buena imagen de nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s