Ciudad Juárez, otra vez la misma historia

desi

Si hay un caso emblemático en lo que se conoce como violencia de género es Ciudad Juárez con Las muertas de Juárez. Hay infinidad de teorías sobre el porqué los ataques a las mujeres en esa ciudad, pero lo trágico es que la violencia, cuando parecía que se había terminado la pesadilla, ha resurgido con fuerza. El caso lleva, ya, más de veinte años.

Las cifras oficiales no empatan con los datos recabado en paralelo por las organizaciones civiles en la misma ciudad.

La Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género en Ciudad Juárez tiene 28 carpetas de feminicidio registradas -destacan: mujeres del hogar, madres de familia, jovencitas de 17 años, niñas asesinadas por sus padrastro- en lo que va del año. Una cifra superior respecto a los 16 casos de 2016.

El monitoreo de la Red Mesa de Mujeres nuestra; sin embargo, que, de enero a noviembre de 2017, 76 mujeres han sido víctimas de feminicidio en Ciudad Juárez. Según sus registros, al menos en 17 casos los homicidios fueron efectuados por las parejas sentimentales de las víctimas.

La base de datos del Colegio de la Frontera Norte tiene registró de 499 feminicidios en Ciudad Juárez de 1993 a 2007, mientras que de 2008 a la fecha se documentan cerca de mil 720 casos en este lugar. Para esa institución, el hecho de que no se aplique la ley es una carta abierta para la impunidad.

El principal problema que enfrenta la ciudad es la falta de dinero, que limita la procuración de justicia y alimenta la impunidad. El estado mexicano creyó que con la creación de instituciones y la aprobación de algunas leyes era suficiente para prevenir y para abatir el feminicidio y esto fue un grave error. Una de las principales demandas es que se fortalezca la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer, dotando a la entidad de más presupuesto y de más investigadores. Actualmente la Fiscalía funciona con 350 personas.

Paradójicamente, en el estado en que está Ciudad Juárez (Chihuahua) el feminicidio no está tipificado. Ha sido el último estado en hacerlo. Con la reforma se castiga con una pena de 30 a 60 años de prisión a quien mate a una mujer por razones de género. Una victoria legal y simbólica. No obstante, cambiar la ley puede no significar nada si antes no cambia la cultura jurídica del estado. Es necesario ver la formación de los jueces y los fiscales, de los forenses, de la tensión en los ministerios públicos y, sobre todo, de los policías. En términos estrictos, parece que a Chihuahua le hace falta una cultura con un enfoque de género. Mientras tanto, el caso de Las muertas de Juárez sigue impune, como una gran postal de lo que es este país. Horroroso.

0015

Da click en la portada para descargar la versión completa del periódico Unomásuno:

 

0001

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s