La deuda publica sigue creciendo

con-chanfle

El Consejo Coordinador Empresarial ha lanzado una alerta sobre la deuda pública en México. México no puede elevar su endeudamiento, que hoy se ubica en 48 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). El gobierno federal anunció este año una reducción final de 43 mil 400 millones de pesos en comparación con el 2016; sin embargo, la cifra total continuó siendo 109 mil 600 millones de pesos mayor. Por tanto, los datos de la deuda pública siguen siendo preocupantes.

  • De acuerdo con las Estadísticas Oportunas de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), a enero de 2017 el saldo total de la deuda neta del sector público ascendió a 9.817 billones de pesos (bdp) y de este total, 6.019 bdp fueron deuda interna y 183.183 mmdd fueron deuda externa. Esto significa que entre diciembre de 2012 y el primer mes de 2017, la deuda neta total aumentó en 4.464 bdp, mientras que la deuda interna neta creció 2.249 billones de pesos y la deuda externa neta se elevó en 58.988 mmdd.
  • Dos de cada diez pesos que circulan en México se utilizan para pagar intereses de la deuda pública y los costos derivados de la corrupción. Una cifra equivalente al 20% del Producto Interno Bruto, según datos oficiales.
  • En la última década, la deuda pública ha pasado de un 27.6% del PIB en 2007 al 50.2% en 2016. Es decir, que en 10 años, el monto de la deuda pública como porcentaje del PIB prácticamente se duplicó, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
  • El incremento de la deuda ha provocado que en 2016 se haya destinado el 10.2% del presupuesto a pagar obligaciones financieras y deuda pública.
  • el costo aproximado de la corrupción en México es cercana al 10% del PIB, lo cual significó un monto de 1.9 billones de pesos en 2016, arrojan datos del INEGI. De acuerdo con datos oficiales, entre 2015 y 2016, entre el 96.2% y 93% del presunto daño al presupuesto federal no ha sido debidamente acreditado, lo cual hace suponer que el daño al erario ha aumentado de manera significativa desde 2009.
  • Mientras tanto, el gasto en inversión como porcentaje del gasto programable ha registrado uno de los peores niveles desde 1990, al representar apenas el 12.4% del presupuesto federal. La segunda peor cifra en casi tres décadas, sólo superada por el 11.4% que se registró en 2002, tras el atentado del 11 de septiembre en Estados Unidos.
  • El CCE considera que México enfrenta retos nunca antes vistos: reducir la deuda, lograr una inflación baja y estable, fortalecer el mercado interno -mediante el impulso a las pequeñas y medianas empresas en las cadenas de valor, acceso a financiamiento y nuevas tecnologías- y concluir exitosamente los tratados de libre comercio de América del Norte (TLCAN) y el de la Unión Europea (TLCUEM). El 2018, más allá de la elección, es un año crucial. De momento, no se ve cómo esta administración despierte simpatías en los grandes empresarios del país. Basta un dato: este gobierno ha gastado más que en el sexenio de José López Portillo el gran derrochador de la Historia económica reciente-, casi un 60% en términos per cápita. De continuar así, pronto veremos cómo volvemos a recurrir a la deuda externa -como hacíamos en los 80- para explicar nuestro fracaso colectivo como Nación
ENDEUDAMIENTO TREJO
La deuda pública en MéxicoFuente: México Evalúa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s