La triste realidad del México violento

quimera (1)

Bajo el título “La violencia en los municipios de México (2017). La reconfiguración del mapa de la violencia”, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la

Justicia Penal, acaba de presentar su ranking sobre las ciudades más violentas de México, con la pertinente aclaración de que solo se consideraron ciudades con una población mayor de 100 mil habitantes, ubicadas en 231municipios que agrupan a un total de 81’131,484 habitantes.

El trabajo del Consejo Ciudadano se basa en el cálculo de las tasas por cada 100 mil habitantes de seis delitos violentos intencionales: homicidio doloso, secuestro, violación, lesiones dolosas, robo con violencia y extorsión. La decisión de restringir el estudio a municipios de ese tamaño, se debe a que se les considera como los más representativos del país. La validez de los números presentados la otorga su procedencia, ya que fueron obtenidos de la fuente oficial del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Lo interesante del modelo estadístico es su ponderación en atención a la gravedad, impacto, trascendencia y perjuicio causado a las víctimas directas e indirectas, lo que logra una aproximación muy cercana a la sensación ciudadana de inseguridad, de tal forma que considera de mayor impacto un homicidio doloso que un secuestro y este a su vez mayor que un robo con violencia.

Las cifras presentadas demuestran la forma en que la violencia ha ido expandiéndose en el país, alcanzando lugares que hasta hace muy poco tiempo eran asociados a la paz y a la tranquilidad ciudadana. Diez municipios que figuraron entre los 20 más violentos en 2015 ya no lo hicieron en 2017, y, en contraparte, tres municipios de Colima -Colima, Manzanillo y Tecomán- al igual que tres de Zacatecas –Guadalupe, Fresnillo y Zacatecas-, aparecen por primera vez entre los 20 más violentos del país.

Llama también la atención que en el Top 20 no aparezca ningún municipio de Morelos, y tan solo 1 del Estado de México –Tlalnepantla-. Por otra parte, el estado que más municipios aporta es Guerrero, con cinco. El triste primer lugar nacional, lo ocupa el municipio de Tecomán, Colima, con 103.83 puntos en el Índice de Violencia Municipal, que es el más elevado hasta ahora registrado y más de cuatro veces el mismo indicador nacional, le siguen Manzanillo, Colima con 77.21 puntos y Chilapa de Álvarez, Guerrero con 75.92 puntos.

En el desagregado por delitos individuales, en 2017 el municipio con la más elevada tasa de homicidios fue Tecomán, Colima; el de mayor tasa de secuestros, Zacatecas capital, con una tasa 15 veces mayor a nacional; en el delito de violación, el mayor índice se dio en Tulancingo, Hidalgo; en robos con violencia, la lista la encabeza Tlalnepantla, en el Estado de México; en lesiones dolosas, el municipio de Pachuca, Hidalgo, y en materia de extorsión, Los Cabos, Baja California Sur, con una tasa siete veces superior a la nacional.

Ante la contundencia de las cifras, ¿No debería ser el combate a la violencia el tema central de las campañas políticas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s