El rostro de la inseguridad

el

PABLO TREJO CON SENTIDO

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ha publicado los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU). La Encuesta genera información sobre diversos aspectos de seguridad pública: sensación de inseguridad por temor al delito; expectativa social sobre la tendencia del delito; atestiguamiento de conductas delictivas; cambios de rutinas o hábitos por temor a ser víctima del delito; percepción del desempeño de las policías Preventiva Municipal, Estatal, Federal, la Gendarmería Nacional, el Ejército y la Marina; sensación de inseguridad en lugares físicos específicos; conflictos sociales en el entorno; percepción del desempeño gubernamental para resolver problemas; así como sobre las principales fuentes que la población utiliza para informarse sobre el fenómeno de seguridad pública en su localidad. Es interesante observar los resultados que se derivan de la ENSU, pues muestra el alto grado de desconfianza que hay en la población sobre las cuestiones relacionadas con la seguridad.

Para el mes de marzo de 2018, 76.8% de la población de 18 años y más residente en las 55 ciudades de interés consideró que vivir en su ciudad es inseguro. La percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 81.0%, mientras que para los hombres fue de 71.8 por ciento. Ello no representa un cambio significativo respecto a diciembre de 2017 en donde esta percepción fue de 75.9 por ciento. Sin embargo, esta cifra sí es estadísticamente mayor a la de 72.9% registrada en marzo de 2017. Es importante señalar que esta última comparación debe ser tomada con reserva, dado que el número de ciudades contempladas en la muestra se incrementó en el último año. Este crecimiento en la muestra permitió obtener estimaciones más representativas al incluir una mayor cobertura de las principales concentraciones urbanas del país.

Así, las ciudades con mayor porcentaje de personas de 18 años y más que consideraron que vivir en su ciudad es inseguro fueron: Región Oriente de la Ciudad de México, Coatzacoalcos, Fresnillo, Región Norte de la Ciudad de México3, Chilpancingo de los Bravo y Cancún, con 96.7, 94.8, 94.7, 94.0, 93.3 y 93.2%, respectivamente. Por otro lado, las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: Mérida, Saltillo, Los Cabos, La Laguna, Durango y Piedras Negras con 29.9, 33.5, 38.8, 47.8, 48.3 y 48.5%, respectivamente.

En lo referente a la percepción de inseguridad en espacios físicos específicos en marzo de 2018, 81.3% de la población manifestó sentirse insegura en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 74.3% en el transporte público, 68.7% en las calles que habitualmente usa y 68.1% en el banco.

La sensación de inseguridad por temor al delito y las expectativas que tiene la población sobre la seguridad pública se generan por la influencia de diversos factores, como la atestiguación de conductas delictivas o antisociales que ocurren en el entorno donde se desenvuelve la población. Así mismo, el temor al delito puede hacer cambiar las rutinas o hábitos de la población, así como la percepción que se tiene sobre el desempeño de la policía.

En marzo de 2018, 36.2% de la población de 18 años y más residente en las ciudades de interés consideró que en los próximos 12 meses la situación de la delincuencia en su ciudad seguirá igual de mal. Por otra parte, 36.3% de la población mencionó que la situación empeorará en los próximos 12 meses, representa un cambio de 2.5 puntos porcentuales respecto a marzo de 2017.

El porcentaje de la población que mencionó haber visto o escuchado conductas delictivas o antisociales en los alrededores de su vivienda fue: consumo de alcohol en las calles (65.4%), robos o asaltos (64.7%), vandalismo en las viviendas o negocios (54.0%), venta o consumo de drogas (44.2%), disparos frecuentes con armas (40.0%) y bandas violentas o pandillerismo (35.9%).

El 81.3% de la población siente inseguridad en los cajeros automáticos localizados en la vía pública, 74.3% en el transporte público, 68.7% en las calles que habitualmente usa y 68.1% en el banco.

Así o más cruda debe ser la realidad del rostro de la inseguridad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s