El costo fiscal de erradicar la pobreza

quimera (1)

Todos los actores políticos hablan de reducir la pobreza. Ninguno dice cómo, quizá por qué no saben cómo hacerlo o piensan que el tema es grave de cara al discurso, pero útil a la hora de conseguir votos. Por ello, es relevante el reporte “Costo fiscal de erradicar la pobreza extrema en México”, de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).La idea central del reporte es que el Estado cubra la diferencia entre un nivel de

ingreso considerado deseable y el ingreso del derechohabiente con base en una fórmula que le da más al que tiene menos, lo que combate la iniquidad económica, y no con base en una evaluación burocrática. De esta forma, lo que se propone es la introducción de un impuesto negativo sobre la renta de las personas (INR) sobre el ingreso de los mexicanos más pobres, así como su costo fiscal. Para la CEPAL, es posible modular el INR para que no penalice los esfuerzos del derechohabiente por aumentar su ingreso. Así, se hace que el ingreso monetario total (incluyendo el INR) de los beneficiarios sea mayor o igual al componente monetario de la “pobreza extrema”. Los datos en los que se sustenta esta idea son:

Con una cuarta parte de lo que se gasta el gobierno de México en programas y acciones asistenciales se erradicaría la pobreza extrema en el país Esto, porque con 216.1 mil millones de pesos, equivalente a 1.25 por ciento del PIB, se puede asegurar que 33.2 millones de mexicanos mayores de 18 años tengan un ingreso mayor que la Línea de Bienestar Mínimo (LBM).

El costo para eliminar la pobreza equivale a una cuarta parte de los 876 mil millones de pesos que el Coneval estimó para el 2017 en 148 de 233 programas asistenciales.

Existen unos seis mil 751 programas y acciones de desarrollo social en todo el país tanto a nivel federal como estatal y municipal, lo que refleja duplicidad de esfuerzos y falta de coordinación entre autoridades.

Para ello, la propuesta sería establecer un impuesto negativo sobre la renta personal (INR), que consiste en que el Estado cubra la diferencia entre un nivel de ingreso considerado deseable y el que tiene la persona, con base en una fórmula que le da más al que tiene menos, lo que combate la inequidad económica y aunque la persona recibe ayuda, le sigue conviniendo tratar de aumentar su ingreso.

Por viabilidad, transparencia y simplicidad, sólo tendrían derecho a esta transferencia los ciudadanos mexicanos mayores de 18 años que declararan sus ingresos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCyP).

Screen_Shot_2018-05-16_at_11.31.00_PM.png
El costo fiscal de erradicar la pobreza. Fuente: CEPAL, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s