Algunas dudas sobre el acuerdo migratorio

con-chanfle

El acuerdo migratorio es una buena noticias para México y para una serie de empresas que enfrentan una pesadilla logística y de cumplimiento después de haber dado por sentado 25 años de comercio libre de aranceles. Pero la celebración puede durar poco, especialmente si Trump mantiene la amenaza arancelaria que se cierne sobre México como apalancamiento en un ambiente preelectoral como en el que actualmente está inmerso.

México ya acordó desplegar 6.000 efectivos de la Guardia Nacional en su frontera sur con Guatemala y está atendiendo a una demanda de los Estados Unidos para ser designada como un “tercer país seguro”.

Esta designación permitiría a Estados Unidos negar más solicitudes de asilo, dejando a México y posiblemente a Guatemala para absorber a los solicitantes de asilo de Centroamérica. Dado que México y ciertamente no Guatemala serían considerados “seguros” por las normas legales internacionales sobre asilo, tal medida probablemente enfrentaría un desafío judicial federal de los Estados Unidos. Quedan varias preguntas importantes:

  1. ¿Con qué rapidez podrá México realmente reorientar a la Guardia Nacional, la policía federal y las unidades militares a la frontera con Guatemala? La Guardia Nacional solo entró en vigor en diciembre y todavía está formando reclutas. El personal militar deberá ser redirigido de otras obligaciones de seguridad pública para que México demuestre una respuesta de seguridad rápida en su frontera sur, lo que podría exacerbar los ya importantes desafíos de seguridad interna de México.
  2. ¿México tendrá suficiente voluntad política para aceptar las demandas de asilo de los Estados Unidos? ¿Los Estados Unidos realmente proporcionarán recursos financieros a México y Guatemala para manejar los flujos de refugiados en un momento en que la Casa Blanca ya ha amenazado con recortar severamente la ayuda a Centroamérica?
  3. ¿Cuál será exactamente el punto de referencia “éxito” de la Casa Blanca? Los arrestos en Estados Unidos en la frontera con México el mes pasado fueron de 144,000 y los funcionarios de Trump le están diciendo a México que los arrestos deben caer por debajo de los 20,000, un mínimo histórico antes de que Trump asumiera el cargo.
  4. ¿Dónde terminan las demandas? Trump tuiteó el 7 de junio que un acuerdo tendría que implicar que México aumentara las compras agrícolas de los Estados Unidos, un rasgo común a todas las negociaciones comerciales de Trump. Pero hay un problema gigante: las compras mexicanas de productos agrícolas de Estados Unidos ya están en un nivel récord. No hay mucho espacio para que México exhiba una concesión a Trump en el comercio cuando los niveles de comercio ya son tan altos.
  5. ¿Se retirará el Congreso? Ahora que el escenario arancelario se ha evitado por ahora, es mucho menos probable que el Congreso pueda reunir una mayoría a prueba de veto para restringir la autoridad comercial del presidente. La pregunta ahora se refiere a si Trump puede usar la reducción de aranceles para hacer avanzar el nuevo acuerdo de libre comercio de América del Norte, el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, a través del Congreso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s