El país se va tiñendo de magenta

con-chanfle

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) logró consolidar su poderío político tras las elecciones realizadas en seis Estados del país. Las votaciones más relevantes eran las de Puebla y Baja California, porque se elegían nuevos gobernadores.

Justamente ahí triunfó Morena. Los otros Estados con elecciones locales fueron Aguascalientes (centro), Durango (norte), Quintana Roo (sureste) y Tamaulipas (noreste). La jornada transcurrió sin mayores incidentes, aunque las autoridades electorales confirmaron una baja participación, de un 30% de los votantes registrados.

  • Puebla. Luis Miguel Barbosa, candidato de la coalición liderada por Morena en Puebla, ha obtenido 44,7% de los votos al concluir el conteo rápido de del Instituto Nacional Electoral (INE). La elección de Puebla es de carácter extraordinario debido a la muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso, ocurrida el 24 de diciembre tras un accidente de helicóptero junto a su esposo y también exgobernador del Estado, Rafael Moreno Valle, ambos del conservador Partido Acción Nacional (PAN). De hecho, la elección extraordinaria enrareció más el ya crispado ambiente posterior a las elecciones presidenciales de julio pasado, cuyo resultado debió ser dirimido por el tribunal electoral mexicano, previo recuento de votos.
  • Baja California. Jaime Bonilla, el candidato de Morena, se ha alzado con el triunfo al obtener un 50,3% de los votos. Con el 93% de las boletas, el aspirante morenista aventaja por un amplio margen a los contendientes de por el PAN, PRI y PRD. Es un triunfo extremadamente simbólico para la democracia nacional: en 1989, Baja California fue el primer Estado del país donde un partido opositor ganó la gobernación, rompiendo con casi 60 años de hegemonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernaba el país y todos sus Estados.

La elección del domingo era considerada una prueba de popularidad para López Obrador, que ha cumplido seis meses de Gobierno con una economía debilitada, un repunte de la violencia y con la tensión en las relaciones con Estados Unidos, tras el anuncio del presidente Donald Trump de imponer a partir del 10 de junio aranceles a los productos mexicanos.

Con los resultados del domingo Morena suma dos Estados a los obtenidos en 2018 y muestra que la popularidad de AMLO va tiñiendo el país de magenta, el color de Morena. Así, Morena controla seis de las 32 entidades federativas mexicanas; el PAN mantiene ocho estados, mientras que el PRI cuenta todavía con 13 (en ese sentido es un muerto muy vivo, como dijese Lorenzo Meyer).

A decir de Víctor Alarcón, Las estadísticas globales de la elección del pasado domingo permiten hacer interesantes proyecciones, pese a su baja participación: el descenso del PRI es significativo, pero sus números serían clave para crear una gran coalición anti-Morena si decidieran enfrentar al gobierno de esa forma junto con los partidos del Frente. Por ejemplo, si el PRI en Puebla hubiera pactado con Cárdenas, éste habría ganado la elección.

A costa, claro de confirmar la existencia del PRIAN. De seguir así el camino y las cifras, curiosamente las alianzas todos contra el PRI de antaño podrían comenzar a convertirse en alianzas todos contra Morena de aquí al 2021. Eso es lo interesante de los números y de los incentivos que generan las reglas actuales de nuestro sistema de partidos.

20e963c9-5780-4fdf-9502-b9d44aa14d29

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s