“Mi enfermedad no se ve, se siente”

Así de compleja es. Me veo bien pero no estoy bien, porque luchamos a diario por respirar, por evitar el agotamiento, por administrar la energía, por no sentirnos cansados a veces incluso hasta molestos de ese malestar inexplicable en todo el cuerpo. Los medicamentos nos ayudan muchísimo sin embargo vivimos en una montaña rusa de…